Las personas beneficiarias del Servicio de Atención Domiciliaria de la Mancomunidad Altamira-Los Valles visitaron el Museo Altamira.

_MG_2115

Dieciséis personas beneficiarias del Servicio de Atención Domiciliaria (SAD) de la Mancomunidad de municipios Altamira-Los Valles, organismo público presidido por Mario Iglesias e integrado por Cartes, Santillana del Mar y Reocín, visitaron ayer el Museo Altamira, que acoge las réplicas de las Cuevas de Altamira, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1985.

Este servicio de SAD está operado por la empresa CLECE, concesionaria del servicio, y se ayuda en la actualidad a 44 personas con dificultades para valerse por sí mismas.

Además, a través del servicio de Teleasistencia a Domicilio (TAD) se atiende actualmente a un total de 83 personas, por medio de un colgante que se puede activar para solicitar ayuda en cualquier momento, y en el servicio de catering se atiende a 7 personas.

Para Mario Iglesias, que acompañó a las personas durante su visita, es “muy importante” realizar este tipo de actividades culturales porque “se fomenta el conocimiento de nuestra historia y de nuestro entorno y, además, se fomenta la convivencia entre las personas que utilizan el SAD”.

La Mancomunidad Altamira-Los Valles

La Mancomunidad Altamira-Los Valles, creada en 2005, engloba los municipios de Cartes, Reocín y Santillana del Mar, a través de un organismo público que gestiona de forma conjunta los Servicios Sociales de su competencia y los coordinados con la administración autonómica, con el objetivo de optimizar recursos.

A día de hoy, la Mancomunidad cuenta también con una Agencia de Desarrollo Local puesta en marcha en 2006 y un Centro de Día de atención a menores desde 2010, que han permitido ampliar los servicios prestados a la ciudadanía.

La Mancomunidad, además, ha ido poniendo en marcha otros programas y proyectos de actividades de educación ambiental, educación para adultos y tercera edad, juventud, etc., subvencionadas por el Gobierno de Cantabria y otras entidades.