TRABAJADORES DE BRIDGESTONE REPOBLARÁN CON SUS HIJOS EL ENTORNO NATURAL DE REOCÍN

La acción se desarrollará el próximo sábado 22 de septiembre en colaboración con el Ayuntamiento de Reocin.

La planta de Bridgestone en Puente San Miguel, junto con el Ayuntamiento de Reocin, vuelven a unirse para recuperar este sábado, 22 de septiembre, un área verde situada frente al Instituto Nueve Valles de la localidad de Reocín. La transformación, que ya arrancó el año pasado con la plantación de una veintena de árboles, se volverá a realizar con la involucración de los trabajadores de la factoría de Bridgestone y sus hijos.

REPOBLACION 2017

 Con el asesoramiento de personal técnico y el apoyo de representantes municipales, las familias continuarán poniendo su granito de arena para que el entorno recupere su esencia medioambiental. Desde las once de la mañana del sábado, ataviados con ropa y calzado adecuado, los empleados cambiarán la fabricación de neumáticos por tareas más forestales y plantaran madroños, encimas, avellanos y endrinos. Todo ello bajo la atenta mirada de un técnico especializado que les asesorará en el trabajo de campo.

La jornada tendrá una doble vertiente, porque, además de ser beneficiosa para el medio ambiente, permitirá a los asistentes obtener conocimientos sobre las distintas especies que habitan en el entorno.

Con esta iniciativa Bridgestone continúa con las actividades de sensibilización ambiental, y apuesta por la integración de todo el personal de la fábrica en el reto de la obtención de la excelencia ambiental.

Acciones habituales                                                    

 Bridgestone, líder en la fabricación de neumáticos a nivel mundial, ya realiza este tipo de iniciativas de responsabilidad social corporativa en otras fábricas, como es el caso de la de Burgos, donde lleva a cabo, anualmente, una repoblación con 200 árboles en el bosque de Revenga, o en la planta de Basauri donde también ha realizado la revitalización del cauce Nervión-Ibaizabal a su paso por la fábrica.