El Plan Re-Vive ofrece a los vecinos bonos con un valor de compra doble a su coste para gastar en Reocín

Presentación del Plan Re-Vive

El alcalde, Pablo Diestro, y la concejala de Festejos, Comercio y Ganadería, Inmaculada Villaescusa, han informado hoy de la puesta en marcha del Plan Re-Vive, una iniciativa que permitirá a los vecinos de Reocín adquirir unos bonos con un valor de compra doble a su coste para canjearlos en los establecimientos comerciales y hosteleros del municipio.

La concejala ha explicado que aprovechando la próxima festividad de San Valentín, y dado que por la situación sanitaria están restringidos los eventos y celebraciones, desde el área de Festejos se planteó la iniciativa de “celebrarlo de otra manera” y con seguridad.

“Creemos que los comercios son el corazón de un municipio y de la vida en nuestras calles, y con el Plan Re-Vive se impulsará la actividad de los establecimientos comerciales y hosteleros”, ha afirmado Villaescusa. “Al mismo tiempo, será una buena oportunidad para los vecinos, porque el valor de compra es el doble de lo que cuesta el bono, ya que el Ayuntamiento aporta esa diferencia”, ha añadido.

En concreto, se pondrán a disposición 600 bonos con un coste de 5 euros cada uno y un valor de compra de 10 euros. Cada vecino empadronado en Reocín podrá adquirir un máximo de 4 bonos hasta agotar los disponibles. Los bonos en ningún caso podrán ser reembolsados en metálico y cada uno de ellos será infraccionable.

Los bonos se podrán adquirir a partir del 8 de febrero en el Local de la Tercera Edad de Puente San Miguel, de lunes a viernes en horario de 11.00 a 13.00 horas, presentando el DNI que acredite su empadronamiento en el municipio y con todas las medidas de seguridad contra la COVID.

Después se podrán canjear del 12 de febrero al 22 de marzo en los establecimientos adheridos, que exhibirán el cartel que les identifica como participantes. Hasta el momento hay ya más de medio centenar de establecimientos adheridos pero el plazo de participación sigue abierto y Villaescusa confía en que “todos los del municipio se sumen a esta iniciativa”.

Además, la concejala ha avanzado que en los próximos días se dará a conocer una actividad complementaria, con la colocación en diferentes puntos del municipio unos corazones, símbolo de San Valentín y del Plan Re-Vive, donde cualquier vecino podrá realizarse una fotografía y participar en el sorteo de bonos.

La responsable de Festejos y Comercio ha animado a los vecinos a participar en el Plan Re-Vive, para cuyo desarrollo se cuenta con la colaboración de la Asociación Costa Central Altamira (ACCA).